Bienvenidos a la calma, bienvenidos a Laos

Monje estudiando en el monte Phou Si. Luang Prabang

Monje estudiando en el monte Phou Si. Luang Prabang

El primer recuerdo que tengo de la existencia de Laos como país es de cuando era pequeña. Mis padres me regalaron un libro muy ilustrativo sobre el embarazo y los bebés. En él había unas imágenes de como las madres de los diferentes países del mundo llevan o cargan a sus bebés. Y la imagen de una mujer con el pecho al descubierto porteando un bebé a sus espaldas llamó mi atención, debajo estaba escrito ‘Laos’.

Nunca había oído ese país antes, pero ese dibujo quedó en mi memoria para siempre.

Más de 20 años después tomé un autobús en Hanoi, Vietnam, dirección Vientiane, capital de Laos.

Sigue leyendo

Anuncios